Viralidad viajando

En los últimos años se ha disparado la competencia entre las empresas de los distintos sectores por conseguir un vídeo corporativo viral. ¿En qué consiste y que se pretende conseguir?

Tras cumplir diez años en 2015 el canal de reproducción de vídeos Youtube, algo que ha destacado durante este tiempo ha sido el fenómeno de los llamados vídeos virales. Estos surgen del empleo de los métodos del marketing viral, que emplea técnicas de mercadotecnia con el objetivo de explotar redes sociales y otros medios electrónicos, que, a través de distintos procesos, pero sobre todo a través del boca a boca, tiene como objetivo llegar a una gran cantidad de personas rápidamente.

Los viajes y el turismo también se han sumado a esta técnica de publicidad. Las empresas han tratado de promocionar sus productos, darse a conocer o destacar a través de impactantes vídeos que en algunos casos han logrado la buscada viralidad. También existen anécdotas de personas, que sin ánimo de lucro, han logrado este objetivo a partir de una reproducción que solo pretendía compartir un viaje o una experiencia.

Veamos algunos ejemplos:

Men In Black Safety Defenders

Las aerolíneas apuestan mucho por este tipo de acción. En este caso Air New Zealand arriesgó realizando un videoclip en el que se explicaban las normas de seguridad durante el vuelo a través de un baile que rendía homenaje a la conocida película de Men in Black.

Alex Chacón

Alex Chacón, un amante de la aventura, consiguió más de un millón y medio de reproducciones a través de su go pro, desde la cual comparte sus viajes por todo el mundo.

El metro de Nueva York

El servicio de metro de las distintas ciudades son otros de los adeptos a realizar vídeos virales.
En este caso, el metro de Nueva York montó un spa real dentro de sus instalaciones consiguiendo que muchos viajeros se animasen a participar. Esta acción de marketing de guerrilla logró que se hablase delo ocurrido y de la empresa que organizó el evento y que el vídeo diese la vuelta al mundo.

La viralidad se consigue a través de ideas originales, atrevidas y divertidas. De una experiencia se crea una anécdota que contar. ¿Te atreves a contar la tuya?