Cruceros fluviales, navegando los ríos

París, Viena, Moscú… muchas ciudades históricamente crecieron y se desarrollaron a lo largo de cursos de agua, así que literalmente se hicieron abordables por los ríos. Y algunas de ellas simplemente no son accesibles para los cruceros oceánicos, así que ¿por qué perder tiempo en la carretera cuando puedes llegar desde el agua?

Esta es una forma fantástica de ver lo mejor de la zona por la que viajas. Cada región e itinerario es diferente y te ofrece distintas aventuras. En el centro de Europa, los cruceros del Rin atraviesan majestuosos castillos, viñedos en terrazas y pintorescos pueblos antiguos; los pasajeros de los cruceros por el río Danubio desembarcan en algunas de las ciudades más bonitas del Viejo Mundo, como Viena y Budapest. Los cruceros del río Mosel serpentean a través de la región alemana famosa por sus vinos Riesling, mientras que los cruceros del Elba viajan por Alemania y la República Checa en una ruta caracterizada por imponentes acantilados, fortificaciones góticas y pueblos medievales.

Busca tus auténticas aventuras en la Amazonia peruana y brasileña o dirígete al este hacia el poderoso Mekong que serpentea a través de Vietnam y Camboya.

Contacta con nosotros