ALASKA, uno de los destinos más vírgenes del planeta

Pura, cruda, implacable y enorme, Alaska es un lugar que despierta tu instinto y enciende lo que se denominó la “llamada de lo salvaje”.
Osos más grandes que bisontes, parques nacionales del tamaño de muchos países y glaciares más grandes que otros estados de Estados Unidos: la palabra ‘épica’ casi no hace justicia en Alaska.

Una de las maravillas del estado número 49 es su accesibilidad. Pocos lugares en este país gigante te permiten caminar donde posiblemente ningún pie humano ha pisado antes, escalar una montaña inexplorada o entrar en un parque nacional que recibe menos visitantes anuales que la Estación Espacial Internacional.

Hogar de asombrosas cadenas montañosas, valles tallados en glaciares y bahías y fiordos alucinantes, te propone una gran cantidad de actividades de observación de vida silvestre y naturaleza. Tendrás oportunidad para hacer caminatas, avistamiento de ballenas, pesca con mosca, observación de osos en la naturaleza o kayak entre el hielo y disfrutar de algunas de las vistas más hermosas que puedas imaginar y que llenan este territorio impresionante.

Bienvenido a un estado con tantas atracciones poco convencionales como lugares fuera de lo común.

Contacta con nosotros