Viajes a SUIZA y Circuitos

Suiza, el país de las cuatro fronteras

Un destino ideal durante todo el año, cuyos paisajes alpinos y centros urbanos ofrecen una variedad única de experiencias: calzarte las tablas en sus famosas estaciones en invierno, caminar entre flores silvestres durante el verano y disfrutar de maravillas que nos aguardan los 365 días del año.

Al igual que los cisnes que  viven en el lago alpino del mismo nombre (el más grande de Europa), Ginebra (Genève) es una rara avis. Impecable, cosmopolita y constantemente percibida como la capital suiza (aunque no lo es), su gente habla en casi todos los idiomas. Unas 200 organizaciones internacionales tienen sede aquí, junto a los numerosos hoteles de lujo, boutiques, joyeros, restaurantes y chocolateros que les acompañan.

Bajo este impecable exterior encontramos un diamante en bruto, poblado por artistas y activistas educados en escuelas internacionales. La contracultura de Ginebra reside en Les Grottes, el Quartier des Pâquis y en el Ródano postindustrial, donde los bares de barrio vibran con actitud y energía.

En el siglo XIX escritores, artistas y músicos (entre ellos Lord Byron) acudieron al mágico Montreux, que por aquel entonces era un agradable complejo turístico a orillas del lago. Ha sido un imán para los ricos y famosos desde entonces.

Entre sus principales atractivos se incluyen tranquilos paseos a orillas del lago salpicado por hoteles del siglo XIX, un suave microclima, un casco antiguo en la cima de una colina, uno de los principales festivales de jazz del mundo, mercados junto al lago los viernes por la mañana y una fabulosa fortaleza del siglo XIII.

Una vez Interlaken hizo que los victorianos se quedaran atónitos con sus vistas a la montaña desde los grandes hoteles iluminados con candelabros; hoy encanta a los intrépidos con actividades cargadas de adrenalina. Situada a caballo entre los lagos Thun y Brienz alimentados por glaciares y coronada por los blancos picos de Eiger, Mönch y Jungfrau, la ciudad es la puerta de entrada a la legendaria región de Jungfrau de Suiza y el destino de aventura más puntero del país. Si la ciudad turística te sorprende, sus montañas te dejarán boquiabierto.

Cultural, vibrante, eficiente y atractivo, ubicado en la unión del río y el lago, dicen que Zúrich es una de las ciudades más agradables del mundo.
Gran parte del centro antiguo, con sus sinuosas callejuelas y altos campanarios de las iglesias, se ha mantenido primorosamente intacto. Sin embargo, Zúrich también ha abrazado las tendencias contemporáneas, con la conversión de antiguas fábricas en centros culturales y nuevos espacios de vida creativos. En ningún lugar se ve más claro que en Züri-West, el epicentro de la vida nocturna de la ciudad.

El centro empedrado adornado con banderas de Berna, la capital suiza, reconstruido en piedra arenisca gris-verde distintiva después de un incendio devastador en 1405, es una delicia estética.
En pocas palabras, Berna seduce y sorprende en todo momento: sus museos son excelentes, su ambiente dinámico y sus habitantes felices de cambiar de su famoso dialecto al francés, alemán o inglés, lo que demuestra que la ciudad es más que burocrática.

Suiza es fascinante, un mundo de teleféricos, lagos, cumbres, fuentes termales y aldeas de chocolate que armonizan con picos nevados, glaciares y ciudades culturales.

Cuándo nos vamos:

En primavera o verano, Suiza tiene temperaturas muy agradables y cielos despejados tras el largo y frío invierno, sobre todo en aquellos lugares alejados de las montañas.

No dejes de...

Coger el Glacier Express, el tren expreso más lento del mundo, que recorre la cordillera de los Alpes en ocho horas; un trayecto entre dos de los pueblos cuyas estaciones de esquí están entre las más famosas del mundo, St. Moritz y Zermatt. Atravesarás 91 túneles y cruzarás 291 puentes. ¡Toda una aventura alpina! Los románticos funiculares diseminados por todo el país te llevarán de un punto a otro de una forma que te encantará y te permitirá disfrutar de unas vistas difíciles de olvidar.

Contacta con nosotros