Japón, tierra de contrastes

No hay nada como Japón; un país formado por cuatro islas separadas que por un lado te cautivarán con la magia de la alta tecnología, su energía y luces brillantes, pero por otro te capturarán por completo con su cultura, tradiciones milenarias y elegante sofisticación.

Sus secretos se encuentran en la solidez de los antiguos templos enmarcada por delicadas flores, fachadas de cristal ultramodernas de los rascacielos rematadas con ornamentos antiguos, santuarios increíbles, su tren bala que se desliza sin esfuerzo hacia las ciudades donde aún se pueden ver geishas… un país rico en momentos que ofrece una abundancia de ciudades vibrantes, tesoros culturales y belleza natural.

Tokio muestra la modernidad tecnológica de Japón. Sus luces brillantes, rascacielos imponentes y sus futuristas calles no necesitan presentación. De las ciudades más vanguardistas del mundo, su ritmo fascinante te hace sentir en una película de ciencia ficción. Curioso y maravilloso en igual medida, Tokio es el hogar del anime, la moda peculiar y cultura pop extravagante.

La antigua ciudad imperial de Kioto es la capital cultural, rica en templos y santuarios históricos, jardines tradicionales, casas de té del siglo XVII,  magníficos palacios y geishas vestidas con kimonos que adornan las calles del distrito de Gion. La ‘ciudad de los 10.000 santuarios’ es el Japón de tu imaginación con templos perfectos, casas de madera tradicionales, geishas y jardines zen.

A pesar de su pasado trágico, Hiroshima resurgió como una ciudad vibrante y próspera que cuenta con bulevares arbolados, fantásticos museos, monumentos históricos, deliciosos jardines y excelente cocina. Sube en uno de los últimos tranvías que quedan en Japón o haz un picnic en el jardín Shukkeien, el jardín japonés por excelencia con un estanque lleno de peces koi.

Osaka es una bulliciosa aquópolis, a veces llamada la “Venecia del Este” debido a sus numerosos canales fluviales. También es conocida como “la cocina de la nación” y la verdad es que hace honor a su condición de ciudad amante del alimento por su gran variedad de restaurantes y puestos de comida, muchos dentro de su laberinto subterráneo de centros comerciales.

Como destino final en la famosa Ruta de la Seda, Nara adoptó influencias de una gran cantidad de culturas diferentes y es un verdadero depósito de tesoros culturales e históricos, incluidos algunos de los templos más antiguos del país.

El Parque Nacional Hakone es hogar de sitios tan magníficos como humildes, como el impresionante Monte Fuji. Aquí encontrarás aguas termales geotérmicas y podrás contemplar las famosas flores de cerezo de la nación

A unas tres horas de Kioto, encuentra el Camino de Kumano, comienzo de una peregrinación sagrada que devotos seguidores han recorrido en el transcurso de dos milenios. Acércate a contemplar esta ruta de peregrinaje Patrimonio de la Humanidad.

Te esperan unas fantásticas vacaciones en la Tierra del Sol Naciente, embriagador país de contrastes con paisajes impresionantes, historia fascinante y tradiciones milenarias.

Cuando nos vamos:

En primavera, además de temperaturas cálidas podrás disfrutar de la floración de los cerezos en Tokio. En otoño contemplarás un Japón teñido por los tonos rojizos propios de la estación. Además, la climatología aún acompaña y es muy agradable.

No dejes de...

Asistir a una tradicional ceremonia en una de las casas de té más auténticas del país y vivir su ritual en primera persona.

Contacta con nosotros