Viajes a TANZANIA, Safaris y Playas

Tanzania: de baobabs, safaris y vida salvaje

Tanzania, en la costa este de África, ofrece una gran cantidad de entornos para explorar. Histórico y lleno de vida salvaje, nos brinda paisajes únicos para nuestros ojos, desde las idílicas playas del Océano Índico y los grandes lagos hasta las extensas praderas y el Kilimanjaro, la montaña más alta del continente.

El deslumbrante cráter de Ngorongoro, creado por la erupción de un volcán hace más de dos millones de años rara vez queda fuera de un primer viaje a Tanzania. Hogar de la mayor concentración de vida salvaje de África, su  extraordinario paisaje alberga la mayor densidad de vida salvaje en África además de ofrecernos unas vistas espectaculares y maravillosas puestas de sol. A los miembros de las tribus masai se les permite pastorear a su ganado allí durante el día; no olvides buscar el color rojo de sus ropas tradicionales mientras guían a sus animales por las empinadas paredes del cráter.

La planicie interminable del Serengueti atrae a muchos visitantes ansiosos por ver manadas de leones descansando en la sombra o ser testigos del atronador sonido que hace retumbar el suelo durante la Gran Migración, cuando millones de ñus recorren miles de millas en su búsqueda constante de agua y pasto. Muy famosos son también sus safaris en globo sobre sus llanuras.

El Lago Manyara, uno de los parques nacionales más pequeños del país, es una parada encantadora como parte de un itinerario de safari más largo. Hábitat compacto y muy poblado, sus pastizales y bosques de acacias proporcionan el entorno ideal para manadas de elefantes, guepardos, leopardos, jirafas, búfalos, impalas, babuinos y leones.

A veces eclipsado por sus compañeros más ilustres, Tarangire es un parque nacional salpicado por milenarios baobabs. Durante la estación seca (de julio a noviembre), miles de animales son atraídos por el río Tarangire, la única fuente de agua permanente de la zona. Rebaños de hasta 300 elefantes rascan el lecho seco del río para acceder al agua de arroyos subterráneos.

Es justo decir que Tanzania se ha ganado formar parte de nuestros destinos imprescindibles.

Cuándo nos vamos:

Los meses más recomendables para viajar son entre junio y octubre, con noches frescas y días cálidos y secos. Especialmente entre agosto y septiembre encontrarás la mayor concentración de flamencos en el Lago Manyara.

No dejes de:

Sacar tu lado salvaje y pasar una noche en un campamento de lujo, durmiendo entre las dos manadas de leones más grandes del Serengueti. Una experiencia que no olvidarás.

Contacta con nosotros