Viajes a BOTSWANA

Botswana, vida salvaje, atardeceres rojos y espacios abiertos

Botswana tiene algunas de las mejores áreas de vida salvaje en el continente. El delta del Okavango en el norte del país, es el delta interior más grande del mundo; contrasta con este exuberante hábitat el desierto de Kalahari en el centro del país, un impresionante paisaje semiárido con especies adaptadas al desierto, incluido el magnífico león de crin negra de Kalahari. De paisaje predominantemente plano, pero de naturaleza variada, la observación de la vida salvaje es excelente con mokoros, unas canoas tradicionales o en avioneta. Ideal para los que buscan algo más que los “Cinco Grandes”, esta es la oportunidad perfecta para salirse de los caminos trillados.

El famoso Delta del Okavango es un increíble fenómeno natural y el delta interior más grande del mundo, formado por el río Okavango que contrariamente a las leyes de la naturaleza, fluye tierra adentro desde Angola y nunca llega al mar. Al entrar en Botswana por el noreste, el río se expande hacia una multitud de cursos de agua y llanuras que inunda creando un hábitat fértil para una variada población de vida salvaje. Junto con las Salinas de Makgadikgadi al sur, forman las dos características geográficas más reconocibles de África del Sur.

El Parque Nacional Chobe lleva el nombre del espectacular río Chobe en la frontera norte de Botswana. El área tiene una densa y diversa concentración de vida salvaje, con vastas manadas de elefantes y búfalos y sus depredadores, que recorren constantemente la zona.
Es uno de los destinos de safaris más antiguos de África y está formado por cuatro sectores principales: el central, las marismas de Linyanti, el río Chobe y la depresión de Mababe.

Moremi es considerada por muchos como una de las reservas de animales más bellas de África, se encuentra al noreste de Maun y se extiende a lo largo de aproximadamente una quinta parte del vasto delta del Okavango. Animales como la jirafa, el leopardo, el rinoceronte negro y el elefante van y vienen con las estaciones del año.
Las puestas de sol verdaderamente sensacionales que cierran la reserva cada día hacen de Moremi una experiencia inolvidable.

El auténtico sueño africano.

Cuándo nos vamos:

Este es un destino en el que no es tan necesario estar pendiente del tiempo para viajar, siendo todo el año adecuado para visitarlo. Si quieres ir a Moremi, el mejor momento para visitarlo es entre julio y octubre ya que durante este tiempo, los animales tienden a congregarse alrededor de las fuentes de agua permanentes del parque o buscar la sombra bajo los imponentes árboles.

No dejes de ...

Pasar la noche en un fantástico lodge en el Delta del Okavango y admirar la increíble imagen que crean los nenúfares cubriendo las aguas.

Contacta con nosotros